Representantes de KKR, con sede en Nueva York, y Carlyle, con sede en Washington, se rehusaron a hacer comentarios. Un representante de Nature’s Bounty no respondió inmediatamente a correos electrónicos que buscaban comentarios.

Powered by WPeMatico