Arca y Femsa se habían enfrascado en una lucha por ir comprando otras embotelladoras en los últimos años, controladas principalmente por familias en la región, lo que hacía más complejo el competir para estas firmas de menor tamaño.

Powered by WPeMatico