FOTOGALERÍA. Los chilenos comenzaron a recuperar sus pertenencias entre las ruinas de las viviendas y comercios derribados por un terremoto de 8.3 grados que dejó al menos 10 muertos y desencadenó un tsunami olas de hasta cuatro metros que obligó a evacuar a un millón de personas. Con la luz del día, las autoridades intentaban dimensionar la extensión del daño del sismo.

Powered by WPeMatico