La compañía ha estado bajo presión para recortar su deuda, que se situó en US$ 29,600 millones netos a fines de junio, después de que los precios de sus productos clave, el cobre y el carbón, se hundieron a mínimos de más de seis años.

Powered by WPeMatico